Muchos son los factores que debes tener en cuenta para mantener un cuerpo sano. Los cuidados hacia uno mismo son un verdadero acto de amor. Aprende a amar tu cuerpo y a valorarlo, toma decisiones que contribuyan a tu bienestar.

Los deportes, las actividades físicas, una buena alimentación y hasta rutinas de belleza te mantendrán en paz con tu cuerpo, porque además de tenerlo sano, te sentirás relajado, despejarás tu mente y liberarás tensiones acumuladas. Te dejamos una lista de tareas que puedes hacer, estamos seguros de que te vas a divertir y las vas a disfrutar:

Yoga. Esta es una práctica muy interesante que hace unos años se puso de moda, por la sencilla razón de que es muy relajante pero también mejora la flexibilidad, la circulación, y aumenta la resistencia y la capacidad pulmonar.

Natación. Es uno de los ejercicios más completos. Quema grasa, combate enfermedades crónicas como el asma, mejora el sistema respiratorio y tiene muchos beneficios cognitivos.

Tai Chi. Para empezar, esta práctica calma la mente con la ayuda de técnicas especiales de respiración. Reduce el estrés y la ansiedad, que son problemas de salud contemporáneos. Además, disminuye la tensión arterial, combate el insomnio y ayuda a aliviar las migrañas. ¿Necesitas más razones?

Caminata. Pareciera una actividad simple, y sí, es fácil de practicar porque no requiere de inscribirse en un gimnasio, sino de hacerse el tiempo necesario. Es un ejercicio muy potente que ayuda a mantener el peso, mejora los niveles de colesterol, fortalece los huesos, controla la presión arterial y levanta el estado de ánimo.

Baile. Ya sea que te inscribas a clases de tu baile favorito o lo practiques desde casa, esta actividad es una gran aliada en la pérdida de peso. Aumenta la memoria, elimina el estrés, te da flexibilidad, fuerza y resistencia y es un antídoto contra la osteoporosis. Además de divertirte podrás aprender unos pasos de baile que dejarán a todos boquiabiertos.

Ciclismo. Podrás conocer nuevas rutas, este súper ejercicio fortalece el corazón, tonifica los músculos, potencia el sistema inmunológico, elimina grasa, pero sobre todo, trae bienestar emocional.

Boxeo. Este padrísimo deporte se ha convertido en un hit mundial. La práctica del boxeo ayuda a eliminar todas las tensiones, libera estrés, trabaja todo el cuerpo, quema calorías, mejora la salud cardiovascular, la resistencia física y tonifica los músculos. Tal vez en unos años ya hasta te conviertas en todo un campeón.

Gimnasio. Acá puedes hacer nuevos amigos, pero además vas a trabajar todo tu cuerpo con la ayuda de un buen entrenador. Tonifica los músculos y mejora los problemas cardíacos. Además reduce el estrés, el riesgo de diabetes e hipertensión y mejora los niveles de colesterol.

Aparte de hacer ejercicio por lo menos media hora cada día, trata de dormir las horas necesarias, que según muchos estudios, deben ser ocho. Si tienes problemas para conciliar el sueño, toma un té relajante, lee un libro y olvídate de tu teléfono mientras estés en la cama.

Por otro lado, asegúrate de llevar una dieta saludable. No te decimos que renuncies a las hamburguesas, la cerveza y la pizza, sino que disminuyas su consumo. Checa el plato del bien comer y fíjate si te estás alimentando correctamente. Si tienes dudas, siempre puedes acudir con un nutriólogo para que te guíe mejor.

No te olvides de beber agua. Por lo menos dos litros cada día es lo que necesita tu organismo para funcionar bien, y para no contaminar de manera innecesaria nuestro desgastado planeta, te recomendamos que te compres un termo o una botella reutilizable.

Mantén un peso saludable. Si sigues los consejos que te hemos dado hasta ahora, seguramente vas a llegar a tu peso ideal, o vas a mantenerte en él sin problemas. Esto te hará llevar una vida de mejor calidad.

Reduce el uso de la sal y el azúcar. Hazlo lo más que puedas, pues estos alimentos son muy dañinos en exceso y no dejan nada bueno a tu organismo.

Mascarillas. No importa si eres hombre o mujer, la piel es la misma. Busca en internet mascarillas caseras para tonificar, para quitar imperfecciones, para exfoliar o solo para relajar los músculos de tu rostro.

Masajes. Por lo menos una vez al mes date el gusto de que te den un masaje. Además alivian el dolor, mejoran el sistema linfático, favorecen la circulación, reducen el estrés y relajan muchísimo.

Limpia tu rostro antes de ir a la cama, en la calle hay todo tipo de mugre que se nos pega al cuerpo. Si no te puedes dar un baño antes de dormir, por lo menos asegúrate de que tu cara esté limpia y fresca.

Hacer ejercicio, cualquiera, siempre te hará sentir bien contigo mismo. Mover el cuerpo es un antidepresivo natural, además de que dormirás mucho mejor. 

Si puedes practicar más de uno, mejor aún. Sal a correr, sal a bailar, inscríbete al gimnasio de tu colonia o a las clases de boxeo, no importa por cuál ejercicio te decidas, pero hazlo ya. Tu cuerpo te lo va a agradecer.