El comercio electrónico crece cada día. Si eres de los que aprovecha su dispositivo móvil para comprar artículos y servicios en línea por la gran variedad de productos, las ofertas y la facilidad, te dejamos unos consejos para que no seas blanco de fraudes. Y si aún no te has animado a hacerlo, ¿qué esperas?

Ventajas:

  • Es cómodo porque no tienes que salir de casa.
  • Puedes comparar precios sin tener que caminar kilómetros o dar vueltas en las plazas.
  • Consigues ofertas que no están en las tiendas físicas.
  • Es muy rápido.
  • Te lo llevan hasta la puerta de tu casa.
  • Lo puedes devolver si no te gusta o no te queda.
  • Si hay descuentos por fechas especiales, no necesitas hacer filas por largas horas.
  • Puedes leer opiniones de otros consumidores.
  • Compras a cualquier hora y en cualquier día.

¿Cómo debes comprar?

Utiliza una conexión segura. Aunque sea fácil navegar conectado a redes de centros comerciales o restaurantes, lo cierto es que estas pueden llegar a ser poco seguras. Los paquetes de información transferidos mediante conexiones públicas pueden ser detectados por ciberdelincuentes. 

Mantén protegido tu equipo. Antes de comprar, asegúrate de tener tu equipo seguro, actualizado y con un excelente antivirus.

Compra en tiendas conocidas y bien calificadas. Buscando en la red la mejor oferta podemos llegar a sitios webs desconocidos de los que debes alejarte; mejor opta por comprar en tiendas conocidas y con buena reputación.

Antes de finalizar la compra, lee la política de privacidad y asegúrate de que esté actualizada, y de la misma forma checa sus estipulaciones sobre devoluciones para que no tengas ningún problema. 

No proporciones datos innecesarios y los que vayas a dar, que sean de forma segura. No compres si te piden información que tú creas sobrante, como nombres de familiares o tu lugar de nacimiento.

Después de hacer algunas compras, siempre revisa tus transacciones de crédito y asegúrate de que todos los cargos sean reconocidos y estén controlados por ti. Si ves algo sospechoso, dirígete a tu banco.

Desconfía de los correos con ofertas especiales, sobre todo si no has pedido nada, si no te has registrado en páginas para recibir ofertas, o si el correo es completamente desconocido.

Asegúrate de lo que estás comprando, ¿cómo? Leyendo las letras chiquitas. Debes poner especial atención en la descripción del producto para que no te manden algo que no es lo que esperabas.

Debes tomar en cuenta el costo del envío para que no te salga más caro que lo que estás tratando de adquirir. Hay muchas tiendas que hacen ofertas especiales si compras más de un producto y a veces hasta es gratis.

Imprime o guarda los registros de tus transacciones, incluyendo la descripción y precio del producto, el recibo de tu compra y los mensajes de correo electrónico que te envíe la empresa o vendedor, así te podrás amparar con pruebas por cualquier inconveniente.

Comprueba que la tienda donde estás comprando tenga el servicio de que los clientes puedan rastrear su producto. Así te avisan cuando está cerca de ti y puedes darle seguimiento para asegurarte de que llegue.

Revisa si cuentan con el servicio de comunicación con alguna persona, como chat o mediante correo, porque hay algunas tiendas con las que es imposible comunicarse, sobre todo si son extranjeras o de países tan lejanos como China. 

Antes de comprar, explora un poco el portal para revisar todos estos detalles que son muy importantes, para que siempre quedes satisfecho con tus compras.

Hoy en día son pocas las cosas que no se pueden hacer por medio del internet. 

Ahora puedes comprar lo que quieras en línea: ropa, artículos para tu casa, libros, hasta ordenar comida, así que aprovecha estas ventajas de la tecnología y échate un clavado al mundo de las compras por internet. ¡Suerte!

Esperamos que estos tips sean de utilidad para ti y que te eviten pasar una situación desagradable que ponga en riesgo tus finanzas personales.

Recuerda que puedes contar con nosotros para préstamos personales hasta de 300 mil pesos, sin aval, sin garantías, sin gastos de apertura y a tasa anual fija. Solicítalo ahora.