Así como te dimos los mejores consejos, también te vamos a decir cuáles son los errores más frecuentes en este Buen Fin para que no caigas en ellos y así no descuides las finanzas de tu hogar.

Como compradores, a veces nos emocionamos de más con las ofertas y promociones y podemos llegar a comprometer nuestra economía.

No te preocupes, sigue leyendo para que sepas qué es lo que no debes hacer:

No tener un límite en el presupuesto. Debes establecer un monto para realizar tus compras, de lo contrario, puedes cometer el error de gastar más de lo que realmente puedes pagar.

Si te cuesta trabajo medirte, mejor no lleves tarjetas de crédito. Seguramente te ha sacado de muchos apuros, pero la tarjeta de crédito no siempre es nuestra aliada, a veces la usamos en exceso y luego nos cuesta pagar tantos intereses o cubrir la mensualidad mínima. Si la tienes muy cargada, te aconsejamos no llevarla a estas compras.

No compres a meses sin intereses productos o servicios de un sólo uso. Solo compra productos o bienes que sean duraderos o que te sirvan más allá del período de pago, de lo contrario, vas a seguir pagando por algo que ya no ocupas o que ya se terminó.

Endeudarte y no ahorrar. El Buen Fin es para que ahorres con las ofertas, no para que te endeudes para siempre. El objetivo es que los consumidores puedan comprar productos a precios más bajos de los que regularmente tienen y se puedan adquirir con mayor facilidad.

No verificar las promociones antes de comprar. A veces las tiendas pueden ser engañosas con sus ofertas. Procura no caer en este error tan común y verifica las ofertas antes de efectuar el pago.

No comparar los precios de diferentes tiendas. Comprar en la primera tienda es un error muy común. Siempre debemos comparar los precios tanto en tiendas físicas como en sitios web para ver quién tiene las mejores promociones.

No comprobar que tus compras en línea sean seguras. Como te lo dijimos en el blog pasado, siempre debes verificar tu conexión, por lo que te recomendamos hacer las compras desde casa. Recuerda no dar información personal que no tenga que ver con la compra.

Ir a comprar sin llevar el dinero necesario. Este es un grave error, porque aquí es muy común que la gente lleve sus tarjetas de crédito y se endeude más de lo necesario. Así que una vez que tengas tu lista de compras, lleva el presupuesto para hacerla, ni más, ni menos.

Dejarnos llevar por las marcas. Ya sea por costumbre o por fama, a veces le somos fiel a marcas que a veces son mucho más caras que el resto. Sin embargo, hay otros productos en el mercado de excelente calidad a mejor precio. Pregunta entre tus amigos y checa las reseñas de otros usuarios en línea para que puedas ver qué es lo que más te conviene.

Ir a las tiendas a ver qué hay de nuevo. Procura no ir a las plazas comerciales a ver qué oferta “se te pega en el camino”, pues es una decisión que podría afectar tu cartera, porque lo más probable es que termines gastando dinero que no iba a ser destinado para comprar. Lo ideal es que tus compras estén planeadas en tu presupuesto para evitar gastos innecesarios.

Gastarte el aguinaldo. Si te adelantaron el aguinaldo para que puedas aprovechar las ofertas de El Buen Fin, no lo gastes todo. Ahorra una parte para los gastos navideños y ahorra otra parte.

Esperemos que sigas todos nuestros consejos y que no caigas en estos errores que son tan comunes en estas fechas. Recuerda que en la temporada navideña también habrá otros descuentos y que la cuesta de enero a veces puede ser complicada. 

¡No descuides tus finanzas!