La vida de los jubilados cambia radicalmente, se encuentran fuera del estrés que origina naturalmente un trabajo y dejan atrás la presión para dar paso a una forma de vida más tranquila.

 

 

Y es que cuando se tiene más de 30 años ejerciendo alguna profesión y el retiro está a la vuelta de la esquina, nos puede inundar el miedo a sentir que ya no tenemos nada que hacer; ahora tal vez te estés preguntando qué harás con tanto tiempo libre.

 

 

Pues aquí te dejamos algunas ideas divertidas y entretenidas que te ayudarán a llenar tus días de satisfacciones.

  1. Emprender un negocio: Abrir una empresa es una excelente forma de compartir tu experiencia acumulada en un nuevo negocio que además puede traerte ganancias a corto o mediano plazo. Puedes utilizar tus contactos para montar un negocio de consultoría.
  2. Viajes al extranjero: No hay mejor momento para viajar mucho que en la jubilación. Sin compromisos de trabajo, los primeros años de jubilación ofrecen una oportunidad de oro para viajar por el mundo. Ya sea que viajes en tour o con tu familia, puedes visitar destinos lejanos que nunca te tomaste el tiempo de ver antes en tu vida.
  3. Conviértete en franquiciatario: Si te gustan los negocios pero no quieres apostar por uno nuevo, una opción buena y segura es convertirte en franquiciatario. Con una franquicia no necesitarás hacer un estudio de mercado ni perder mucho tiempo haciendo un plan de marketing adecuado, ya que tendrás el apoyo de un sistema de este tipo.
  4. Practica tu deporte favorito: El deporte no sabe de edad y es beneficioso tengas la edad que tengas. Pero sí debemos saber adaptar nuestra rutina deportiva a nuestra edad y condición física. Por ejemplo, para mayores de 65 años se aconsejan deportes de baja o media intensidad que incluya ejercicio aeróbico, puedes inscribirte a tantos como quieras ya que tienes mucho tiempo libre.
  5. Invierte en una vivienda para arrendar: Invierte en construir alguna vivienda, renovar algún departamento o habitación que sobre en tu casa y réntalos. Si estos se encuentran en algún destino turístico estás de suerte, puesto que puedes iniciar un servicio de alojamiento que incluya alimentación. Sólo asegúrate de tener todos los respaldos legales para empezar con estas actividades. Puedes inscribirte en plataformas que te permitan recibir a huéspedes de México o del extranjero.
  6. Construye una casa de verano: El lugar donde vivimos, trabajamos y estudiamos es determinante. Hay que hacer un cambio radical para desenchufarse de la cotidianeidad. Si vivimos en una ciudad densamente poblada, hay que buscar un lugar con mucha naturaleza. Puede ser cerca del océano con playas y bosque, o en el campo, cerca de un río o laguna, o en la montaña. Siempre que haya espejos de agua natural cerca es mucho mejor.
  7. Vete a una casa de retiro: Las casas de retiro proporcionan distintas alternativas ocupacionales para los adultos mayores, como actividades culturales, deportivas, recreativas y de estímulo, así como cuidados de salud y atenciones especiales. Su objetivo es fomentar el desarrollo de todas sus facultades, y esta es la principal característica que las diferencia de los asilos tradicionales.
  8. Haz de tu jardín un lounge para disfrutar: Si tienes un gran jardín al que no le has hecho mucho caso por tus múltiples ocupaciones, este es el momento para empezar a convertirlo en una hermosa terraza con muebles de jardín en los que puedas relajarte, descansar y disfrutar en familia.
  9. Abre una escuela de lo que más te guste: Ya sea de deportes o de artes, apuesta por abrir una escuela privada para niños y adultos con un centro que lo mismo imparta clases de gimnasia o estimulación temprana acuática, que entrenamiento de alto rendimiento, danza contemporánea, pintura o teatro.
  10. Estudia lo que siempre soñaste: Con la llegada de la jubilación llega por fin disponer de tiempo libre para dedicarte a las aficiones que el trabajo no te permitía, disfrutar de los seres queridos o adoptar una mascota. También puede ser el momento para estudiar aquello que siempre quisiste, pero que por diversos motivos, no fue posible. La universidad para mayores ofrece un abanico amplio de formación. Cuando una persona se apunta a un máster para jubilados es porque quiere ampliar las fronteras del conocimiento y no porque necesite un título. Por este motivo la principal razón para embarcarse en esta aventura es el gusto de aprender nuevas cosas.

La jubilación debe ser un momento de relajación y productividad en la que hagas todas las cosas que no pudiste hacer antes por falta de tiempo o de dinero. Estamos seguros de que alguna de estas diez ideas es para ti. Enriquece tus años dorados con muchas actividades divertidas durante la jubilación. Un envejecimiento activo, es un envejecimiento feliz. Aprovecha todo este tiempo libre para realizar estas actividades, recuerda que puedes incluir a tu familia.

Si no pudiste ahorrar durante tus años de trabajo y ahorita no tienes el dinero suficiente para emprender un negocio o un proyecto, no te preocupes, en Intermercado te ayudamos.

 

 

Acércate a nosotros y pide un crédito personal, que puede ir desde los $2,000 hasta los $300,000, y lo puedes tramitar en menos de 72 horas. ¡Te esperamos!