Tamales, chocolate caliente, romeritos, pavo relleno, lomo de cerdo…¡Mmmm! Cuántas delicias navideñas se acercan y, junto con ellas, uno de tus mayores temores también acecha: aumentar de peso y no poder entrar en tu ropa favorita cuando comience el año nuevo.

 

Aunque no lo creas, las fiestas decembrinas no tienen por qué ser sinónimo de excesos. En  Intermercado sabemos que puedes disfrutar de las fiestas navideñas, comer comida deliciosa, tomar algunas copas y, aún así, llegar a enero sin centímetros extra.

 

¿Te parece una tarea imposible? Sigue estos 5 consejos, simples pero efectivos, y gánale la batalla a la báscula estas navidades.

 

Postres vs. Cardio

Comprométete a hacer entre 30-45 minutos de actividad cardiovascular por cada postre que consumas. Esto no te da licencia para que abuses y te lleves a la boca cuanta delicia se atraviese ante tus ojos. Por el contrario, te prepara mentalmente para darte tus gustos, siempre con el compromiso de quemarlos luego. Es un intercambio bastante justo, ¿no te parece?

 

 

 

Reserva una mitad de tu plato para la ensalada

Divide mentalmente tu plato en dos, la primera mitad con vegetales y ensalada, la segunda mitad con pequeñas porciones de todo aquello que deseas probar. De esta manera, estarás aportando fibra a tu comida, lo cual te generará mucha saciedad con menor cantidad de calorías, mientras degustas lo que se te antoja.

 

 

 

Planifica tu calendario de fiestas y posadas

Ten un programa  de todos los compromisos familiares y laborales a los que debes asistir, divídelos según categoría: desayuno, comida o cena, y planifica tus comidas en casa en función a éste. Por ejemplo, si sabes que tienes una cena navideña, haz tus dos primeras comidas en casa o prepara tu lunch para el trabajo. Procura que estas comidas sean balanceadas y bajas en grasa.

 

 

 

Ten a la mano botanas saludables

Prepara con antelación pequeños snacks que puedas llevar en tu bolsa. Recuerda que la clave para una botana saludable es que aporte proteínas, grasas buenas y carbohidratos que no eleven tus niveles de insulina en la sangre. Si todo esto suena complicado, aquí te dejamos algunas ideas para la mañana y la tarde.

 

 

 

 

Toma consciencia de tu debilidad y limítala

Muchas veces los abusos se cometen de forma inconsciente. Es muy fácil, por ejemplo, sentarte a hablar con tus amigos y comerte toda una cesta de pan con mantequilla. ¿Lo peor? ¡Lo hiciste sin darte cuenta y sin disfrutar cada bocado! Hazte consciente de tu “debilidad” colocando una sola porción en tu plato y ten el compromiso de no volver a servirte. Muchas veces no ganas peso por lo que comes sino por cuánto comes, por lo cual hacerte consciente de las porciones representará un gran avance.

 

 

 

Esperamos que sigas estos consejos, con los cuales tenemos la certeza de que mantendrás tu peso y llegarás a enero sin centímetros de más. Recuerda tomarte el tiempo para “estar presente” a la hora de comer, saboreando cada bocado, apreciándolo con todos tus sentidos, respirando, comiendo lentamente y disfrutando.

 

¡Feliz y próspero año 2019!