Hacerse de un crédito hipotecario es una decisión que no se puede tomar a la ligera. Si has pensado seriamente sobre la posibilidad de adquirir un bien inmueble a través del INFONAVIT, te aconsejamos que conozcas las ventajas y desventajas a considerar antes de hacerlo. Recuerda que sólo tú sabes a la perfección tu estabilidad económica y financiera, por lo que la última palabra, por supuesto, es tuya.

 

¿Por qué debo adquirir una casa?

Quizá, en un principio, sería lógico preguntarte si en este momento de tu vida lo que realmente necesitas es comprar una casa. Probablemente has escuchado más de una vez que pagar una renta por el lugar en el que vives es como “tirar el dinero a la basura”, y esta idea seguro que te agobia. Sin embargo, no es del todo cierta; pues el dinero de tu renta te asegura un techo bajo el cual vivir, por lo que en términos concretos y prácticos: no se va a la basura.

Sin embargo, si crees que es momento de dejar las rentas y comenzar a tramitar tu crédito INFONAVIT, primero debes considerar varios puntos, como tu estabilidad de empleo, tus flujos de efectivo, tu capacidad de ahorro, tu estilo de vida y tus planes a futuro.

 

Ventajas del INFONAVIT

Lo cierto, es que una de las más valiosas ventajas que tiene el INFONAVIT, desde su creación, es el costo competitivo de vivienda gracias a su tasa de interés. También, a través de tu subcuenta puedes incrementar el crédito que te corresponde, de acuerdo a tu edad, salario o antigüedad laboral. Además, están también los préstamos conyugales, en los que tú y tu pareja pueden hacer equipo y unir sus créditos para conseguir una vivienda de mayor valor. Y, por supuesto, el crédito INFONAVIT cuenta con una garantía que te proporciona protección en caso de algún imprevisto, como la pérdida de empleo, emergencias familiares o variaciones en el poder adquisitivo.

También gracias a los promotores de venta, cuentas con una asesoría personalizada y directa para elegir la vivienda que mejor se adecue a las necesidades y deseos tuyos y tu familia.

 

Desventajas del INFONAVIT

Debes saber que para obtener este crédito hipotecario, tienes que cumplir con un puntaje mínimo (116 puntos), el cual depende directamente de tu salario, tu antigüedad y tu edad. Algunas personas no están afiliadas al IMSS o al ISSSTE, por lo que no gozan de los beneficios del INFONAVIT y algunas más no alcanzan los puntos requeridos únicamente con su empleo. También, el INFONAVIT tiene sus restricciones en cuanto a la pre-venta de inmuebles, además de que no todos los vendedores aceptan este tipo de crédito. De la misma forma, debes considerar que el pago forzoso del crédito es en treinta años y que la única forma de contar con un coacreditado es que sea tu pareja por unión civil.

 

Ahora que conoces las ventajas y desventajas de este beneficio de vivienda, podrás tomar una decisión más acertada de qué hacer con tus ahorros o tu crédito hipotecario.

Y recuerda que si necesitas un dinerito extra para los gastos de tu casa, ya sea renta o compra, nosotros podemos darte un crédito personal hasta por $300,000 en un máximo de 72 horas. ¡Acércate! Estamos para ayudarte.