Tal vez no podamos comprar una casa cuando nos aburre la que ya tenemos ni mudarnos mañana a unas islas paradisíacas, pero lo que sí podemos hacer es remodelar nuestra casa hasta que quede como la que siempre hemos soñado.

Puedes empezar renovando cada cuarto, desde los pisos hasta las lámparas y el color de las paredes, hacerte un baño lujoso tipo hotel de cinco estrellas de una película de Hollywood y crear un ambiente de naturaleza en ese jardín al que tienes olvidado.

Aquí te compartimos algunas ideas sobre cómo renovar tu hogar sin tantas complicaciones, ¡no te las pierdas!

  1. Aprovecha el espacio exterior: Imagina cómo quedaría una pequeña terraza en tu patio para disfrutar con tu familia. Aunque el espacio no sea muy grande, lo puedes adaptar a tus gustos construyendo, por ejemplo, un piso alrededor del perímetro de la residencia, lo cual generará una plataforma que se puede disfrutar al aire libre al que le puedes incorporar muebles especiales para exteriores, creando un espacio único y totalmente disfrutable.  Una idea sencilla que ayuda a magnificar el espacio. ¿Ya te viste tomando el sol?
  2. ¡Agranda tu casa hacia arriba! Si el terreno es angosto y no puedes crecer a los lados, puedes echar un piso nuevo, lo que transformará completamente toda tu casa en una hermosa residencia de dos plantas. Puedes construir el estudio que siempre quisiste, un cuarto para esperar la llegada de un nuevo integrante de la familia o hasta un gimnasio.
  3. Disminuir la presencia de paredes: Las ampliaciones no son todas externas, a veces una transformación interna nos puede dar un resultado increíble.  Si la casa cuenta con particiones, lo aconsejable sería eliminarlas para contar con un solo espacio colectivo, lo cual hará que la sensación de amplitud al interior del hogar se multiplique, creando un ambiente mucho más acogedor y propicio para la interacción social entre los habitantes de la residencia. ¡Modernízate!
  4. Lounge en el techo: Las terrazas aéreas definitivamente son lo de hoy. Este estilo novedoso te permitirá aprovechar al máximo el espacio que tienes en el techo. Otra de sus ventajas es que, por ser zonas reducidas, la podrás amueblar fácilmente, y lo mejor de todo es que por fin tendrás a tu disposición un lugar dedicado únicamente a tu descanso y recreación.
  1. ¡Retapiza todo! Esta es una excelente alternativa en la remodelación de una casa. Puedes empezar por los muebles y paredes, y así les das una oportunidad más de brillar en la decoración de tu hogar. Las opciones para tapizar son muchísimas, con miles de telas y otros textiles disponibles para realizar esta tarea. Una buena idea es cambiar la textura y el color con un tapiz llamativo que le dé una energía nueva y diferente a tu hogar, así como un gran atractivo visual.
  2. Hazte un baño de lujo: Esta habitación necesita renovarse cada cierto período debido al desgaste de las tuberías, la pintura de las paredes e incluso de sus revestimientos. Es muy importante mantenerlo en buen estado, pues la humedad es un gran enemigo de los muebles. Puedes empezar con los azulejos, pues el color de la pintura de las paredes transformará radicalmente la apariencia del baño. Dependiendo del estilo de la casa, se pueden elegir de una extensa variedad de materiales modernos como madera, piedra, concreto y cerámicos.
  3. ¡Cocina con un gusto renovado! La decoración de esta área es muy importante en todas las casas. La comida es algo que todos adoran, lo que significa que es fascinante ver cómo se elaboran nuestros platillos favoritos en nuestro hogar, es por eso que además de tener un buen sazón, nos hace falta tener una cocina muy bien diseñada y funcional.
  4. Renueva la fachada: Una forma sencilla de transformar el exterior es integrar colores brillantes y llamativos con una paleta cromática compuesta de naranja, amarillo y rosa, creando un visual bastante atractiva, lo que hace que la casa resalte del resto de las de la cuadra. También podemos cambiar la puerta del acceso principal por un gran portón de metal con cristal templado y texturizado para dar privacidad. Esto también hará que la casa tenga una presencia mucho más impactante dentro del contexto urbano.
  5. Remodela tus pisos: De nada sirve tener una sala maravillosa, una cocina espectacular o un lobby encantador si el piso de tu casa está desgastado y viejo. Lánzate a las tiendas y empieza a cotizar los más bonitos.
  6. Un clásico, pintar las paredes: La pintura siempre es una buena solución para cambiar el ambiente de una casa, sobre todo si el color de ahora ya no te gusta. Recuerda que si tu casa es pequeña, lo mejor son los colores claros, para darle una sensación de amplitud. Si te gustan los colores vivos, como por ejemplo el azul, puedes combinarlo con colores neutros.

Decorar el hogar es todo un arte, pues debe representar nuestra personalidad y tiene que ir acorde a nuestros gustos, por lo que te aconsejamos elegir cuidadosamente el estilo, los materiales y los muebles que la conformarán. Al final te vas a sorprender del antes y el después de un baño, una cocina o un dormitorio tras una remodelación. Ya sea para modernizar, para cambiar un estilo o arreglar deterioros, con una buena refacción podemos renovar totalmente nuestro hogar.

Tú y tu familia merecen que la casa sea su refugio y tenerla tan a gusto y cómoda como siempre han querido, así que, si ahora mismo no cuentas con la cantidad necesaria para llevar a cabo este proyecto, ¡no te preocupes! Nosotros te ayudamos.

Pide un crédito personal con nosotros, que puede ir desde los $2,000 hasta los $300,000, lo mejor es que es sin comisión por apertura y lo puedes tramitar en 72 horas o menos.

Disfruta de tu nuevo hogar. ¡Lo mereces!