Algunas veces, ocurren momentos en la vida en la que es necesario hacer una pausa. Quizá te ha sucedido que parece que las cosas, aquello que dabas por sentado, tu día a día, no tiene mucho sentido o ha perdido su valor intangible. Esto podría ser un malestar constante o general, incluso podría tener repercusiones en tu salud y, por supuesto, en tu rendimiento personal y profesional.

Recientes estudios han arrojado cifras alarmantes sobre el número de personas que actualmente padecen el llamado “síndrome de Burnout”. Éste se trata de un trastorno que afecta especialmente a quienes están en un constante ambiente de estrés. Es como si, de pronto, quienes sufren este síndrome perdieran el sentido de hacer las cosas. ¿Te suena?

Probablemente, lo que necesitas es hacer un cambio, una transformación radical, en tu estilo de vida, pues las cosas no siempre deben permanecer en el mismo sitio.

1. Cuida tu salud.

Probablemente el cambio más significativo que experimentarás es cuando comiences a ocuparte y cuidar de ti mismo o misma. Hacerte un cheque general con el médico, algunos estudios de rutina, ir con el nutriólogo, revisarte esa rodilla que te molesta, visitar al dentista después de muchos años, es la mejor manera para comenzar una nueva vida basada en el bienestar y nuevos hábitos positivos.

 

2. Haz ejercicio.

Aunado al cuidado de tu salud, el ejercicio es básico. Tener una rutina diaria, o constante, para ejercitarte es clave a la hora de buscar un nuevo estilo de vida. Enfócate en ti y en que cada “sacrificio” que hagas por tu cuerpo se verá reflejado en tu capacidad de resistencia. Inscríbete al gimnasio o sal a correr por tu colonia.

 

3. Cambia tu rutina.

Quizá el trabajo o las actividades diarias no te permitan hacer cambios drásticos, pero sí que puedes hacer algo diferente en el día. ¿Por qué no en lugar de sentarte a ver la televisión por la noche, tomas un libro y comienzas nuevos hábitos de lectura? O, ¿si en lugar de salir a comer comida procesada intentas cocinar algo en casa? Poco a poco, con los pequeños detalles, lograrás hacer un cambio significativo.

 

4. Haz un cambio de look.

A algunas personas les viene bien hacerse un corte de cabello, rasurarse la barba, usar nuevo maquillaje o comprarse ropa para hacer un cambio en su imagen, lo cual favorece también a la autoestima.

 

5. ¡Deshazte de los hábitos nocivos!

Deja el cigarro, bebe sólo una copa de vino, duérmete temprano. Cualquier cosa que hagas en pro de tu bienestar será el mejor paso hacia una vida nueva de calidad y abundancia.

 

6. Ve a terapia.

Quizá tienes algo que resolver y para ello necesitarás ayuda profesional. Recuerda que siempre hay alguien que puede escucharte y apoyarte en los procesos que estés atravesando.

 

Recuerda que las transformaciones vienen de a poco. Cambiar algo simple o pequeño en tu rutina hará un cambio significativo. Todo comienza con un paso y, entonces, cuando te des cuenta las cosas fluirán y cambiarán totalmente.

¡Sé fuerte!, ¡puedes hacerlo! Si necesitas un poco de ayuda económica, recuerda que tenemos los mejores planes para ti. Queremos que te sientas feliz y cómodo con tu cambio de vida.