Aprender nuevos idiomas puede parecer todo un desafío y, algunas veces, lo es. Sin embargo, esta singular experiencia tiene más beneficios de lo que uno puede imaginar.
Sin duda, para un adulto, aprender un nuevo lenguaje es mucho más complicado que para un niño. Por supuesto, esto tiene que ver con la plasticidad del cerebro y su capacidad de recepción. Conforme el cerebro envejece, su potencial como herramienta de aprendizaje lo hace también.
Pero nunca es tarde. Si deseas aprender uno, dos o más idiomas distintos, te presentamos las distintas ventajas que podrías aprovechar.

1. Mejora tu capacidad de oír.

Por supuesto, cuando escuchas una lengua diferente, por consecuencia, prestas mayor atención. Esto, con el tiempo, le ayuda a tu oído a afinar su funcionamiento y a entender mejor las palabras que escucha y distinguir los diferentes tipos de sonidos.

 

2. Te vuelves más hábil a nivel cognitivo.

Si la palabra te suena extraña, tienes que saber que la cognición tiene que ver con la mente; por lo que, al aprender un segundo o tercer idioma, esta característica de tu cerebro se afina y es capaz de realizar multitareas o, incluso, ampliar tu capacidad de atención.

 

3. Evita problemas mentales.

Se ha comprobado que gracias al estudio de dos o más idiomas, las personas disminuyen el riesgo de padecer enfermedades como el Alzheimer o la demencia, pues la mente se mantiene ocupada y atenta a actividades concretas.

 

4. Genera mayor empatía.

Cuando aprendes el lenguaje de otra cultura, eres capaz de entender mucho mejor el contexto y las circunstancias de las sociedades. Las cosas adquieren un nuevo sentido y dimensión. Por ejemplo, si aprendes ruso, alemán o japonés, pronto descubrirás que existen palabras que definen ciertos estados de ánimo, expresiones o modismos que quizá en tu idioma cambian un poco por la evidente diferencia cultural.

 

5. Los centros de lenguaje del cerebro, crecen.

Está comprobado que en cuanto se aprenden más idiomas, el cerebro recibe mucha información que es capaz de distribuir a diferentes niveles. Esto no sólo ayuda a tu capacidad de dominio de la lengua, sino también mejore tu nivel de concentración y al desarrollo de tu expresión verbal.

 

6. Te vuelves una persona más sociable.

Al romper la barrera del lenguaje, es posible que puedas entablar una mejor conversación con alguien que no habla tu lengua materna. De esta forma puedes conocer una amplia diversidad de personas, así como sus tradiciones o costumbres.

 

7. Incrementas tu nivel de preparación profesional.

Ya sea una empresa, institución privada o pública, tu currículum será de mucho más interés al comprobar que puedes hablar dos o más idiomas diferentes. No sólo puedes conseguir empleos más remunerados, también puedes encontrar trabajo en el extranjero.

 

Ahora que ya conoces algunas de las principales ventajas de aprender varios idiomas, ¿qué esperas para lanzarte a la aventura de elegir el que más te guste?
¿Necesitas una lanita extra para solventar los gastos de tus estudios? Nosotros te préstamos. Te damos respuesta en menos de 72 horas. ¡Anímate!