Probablemente seas de esas personas que apenas y llega a la quincena, tal vez estás endeudado y no sabes cómo salir de la crisis o traes una racha económica tan mala que nunca puedes ahorrar. Si perteneces a este grupo de personas, seguramente tienes arraigados más de dos hábitos que están mermando tu economía.

Debes mejorar tus finanzas personales y evitar caer en estos errores que hacen que se vaya todo tu dinero. Identifica cuáles tienes y sácalos de tu vida, ¡ahora mismo! Estamos seguros de que ahorrarás mucho:

Compras impulsivas. Si esta es una constante en tu vida, puede que sea uno de los factores principales que están afectando tu bolsillo. Antes de realizar una compra no programada, piensa si realmente necesitas hacerla y qué tan buena decisión es gastar ese dinero.

Compras compulsivas en línea. A pesar de que es una forma muy cómoda para adquirir la despensa, la ropa, los gádgets y todo lo que quieras, para los consumistas compulsivos puede ser un gran riesgo. Conoce bien tu presupuesto antes de darle el “sí”al carrito de compras.

No tener claras tus necesidades básicas. Hacer una lista con las cosas puntuales que vas a necesitar antes de salir de compras te aleja del derroche y la locura por las ofertas, promociones o productos atractivos innecesarios.

Falta de presupuesto. El desconocimiento de tu presupuesto limita tu capacidad de equilibrarte financieramente. Aprende a diseñarlo, es súper fácil. Busca una app que te ayude o toma un lápiz y un papel y anota todos los gastos fundamentales como la renta, los servicios básicos, la comida, el transporte, productos de uso diario, medicamentos, pago de escuelas, entre otros. Tú pondera tus gastos y privilegia.

Tener o aspirar a un estilo de vida muy diferente de tu salario. Todos tenemos derecho a darnos un lujo de vez en vez, pero llevar una vida más costosa de la que puedes pagar es uno de los peores hábitos. La responsabilidad financiera se representa con el hecho de no gastar lo que no tienes.

Vicios y costumbres. Fumar, beber, ir a casinos, apostar, comer mucha chatarra o comida rápida se suma a la lista de los peores hábitos junto con ser un comprador compulsivo. Estos vicios representan, aparte de daños a tu salud, bajas a tu economía. Te aseguramos que tu billetera te agradecerá que erradiques estos comportamientos.

No ahorrar. El ahorro es una de las mejores decisiones financieras más porque te permite tener un fondo para cualquier imprevisto. Aunque el porcentaje sea mínimo, empieza reservando un monto cada quincena de acuerdo con tus ingresos y gastos.

Usar las tarjetas de crédito para todo. · El riesgo que se corre es no controlar los gastos que se realicen con la tarjeta y no poder asumirlos en el plazo pactado, lo que puede provocar un endeudamiento y el pago de altos intereses e inclusive embargos y demandas. Piensa bien antes de hacer un tarjetazo.

No tener metas financieras. Debes reflexionar sobre tu situación financiera, establecer un presupuesto, un plan para eliminar tus deudas e implantar objetivos que te incentiven a ahorrar para no quedarte sin dinero cada fin de quincena.

No vigilar los gastos hormiga. Debes ser consciente de los pequeños gastos diarios. Pensamos que un café, una revista o desayunar a diario en la calle no representa un gran derroche, pero si sumas todos estos pagos, al cabo de un mes suponen un montón de dinero que puedes ahorrar o invertir.

No hacer tus pagos a tiempo. Estos descuidos representan un gran daño para tu vida financiera. Hoy en día puedes pagar las facturas en línea, así que evita intereses y multas anotando en tu calendario cada uno de los gastos fijos que tienes.

No contar con un seguro. Hay mucha gente que duda del beneficio que les puede dar un seguro. Sin embargo, en el momento en que se encuentran en una situación imprescindible que puede implicar muchos costes, se ve la utilidad de estos de forma inmediata.

Superar los malos hábitos con el dinero es cuestión de esfuerzo, inteligencia financiera y constancia. Eliminar los hábitos negativos con el dinero te ayudará a:

  • Tener menos gastos
  • Aprender a invertir
  • Tener ahorros para imprevistos
  • Optimizar tu capital
  • Planificar un buen futuro financiero
  • Garantizar una estabilidad económica
  • Libertad financiera