¡Ya estamos en la cuesta de enero! A todos nos pasa: cuando es fin de año gastamos a montones. Recibes tu quincena, el bono navideño, el aguinaldo, los vales, y uno que otro dinerito que te hacen sentir millonario. Entonces te pones a gastar como loco, aprovechas los 20 meses sin intereses en todas las tiendas y te aseguras de no desaprovechar oferta alguna para llenar el arbolito de regalos y hasta adelantar las compras para Reyes. Sin embargo, ¿te ha pasado que llega enero y no te alcanza ni para los pasajes?

Pues sí, a eso famosamente se le llama la cuesta de enero: el momento en que te das cuenta de la realidad: te la pasaste genial en Navidad, pero gastaste de más, ahora estás endeudado hasta los próximos dos años; y para el colmo, ya te urge que llegue la siguiente quincena porque tuviste que romper el cochinito de las emergencias para los pasajes del mes.

Aquí te decimos cómo evitar esta situación, para que aprendas a cuidar tu dinero, a través de algunos consejos para que no tengas que empeñar tu anillo de bodas o las joyas de tu abuelita, por culpa de la cuesta de enero:

Mito: te gana la emoción por las compras y es imposible planear gastos

Siéntate unos minutos y escribe una lista de todos los gastos fijos que tienes pendientes para este mes. No olvides cosas como la luz, el teléfono, pagos de seguro, coche, colegiaturas, predial, agua, etc. Además, toma en cuenta que necesitarás guardar algo de dinero para pasajes o gasolina, comida y pequeños gastos adicionales. ¿Te sobra algo? Gástalo con confianza. Sé consciente de que gastar de más, solo te traerá problemas económicos.

 

Mito: Pagar con tarjeta de crédito es mejor

¿Debes algo en tus tarjetas de crédito? Es momento de pagarlas. Probablemente te llevarás más de la mitad de tu dinero, pero no hay nada mejor que la tranquilidad de no tener que destinar una quincena más a pagar una deuda. Si ya liquidaste tus plásticos, no te vuelvas a endeudar, a menos de que sea por emergencia.

 

Mito: Comprar en línea es lo peor del mundo

Algo muy real es que las tiendas en línea suelen tener descuentos diferentes a los que puedes encontrar en una tienda física. Si vas a comprar electrónicos o juguetes, podrías comparar precios antes, y aprovechar el que más te convenga. Mientras compres en tiendas confiables y que cuenten con certificados de seguridad de pago, confía en que todo saldrá bien.

 

Verdad: Ahorrar en la cuesta de enero es posible

Nos encanta despilfarrar, pero pequeñas acciones pueden ayudarnos a ahorrar mucho dinero. Por ejemplo, apaga las luces antes de irte a dormir, usa el transporte público en lugar de tu automóvil, olvida el café de la esquina y prepáralo en tu cada u oficina.

Si aún tomando estos consejos, la cuesta de enero te tiene de manos atadas, ¡respira! En Intermercado podemos ayudarte y hacer que sea menos complicada. ¡Acércate a nosotros y solicita un crédito, recuerda que prestamos hasta $300,000 sólo da clic aquí!