¿Eres de quienes piensan que el dinero da o no felicidad? La verdad es que el dinero mueve al mundo: mueve emociones, hay quienes trabajan por él, quienes se pelean por él, quienes lo roban, o quienes dicen que no les importa. Sin embargo, una cosa es cierta: el dinero, es un bien que todos necesitamos para, de una u otra forma subsistir.

Aunque se ha dicho que el dinero es “malo”, la verdad es que mientras sepamos aprovecharlo, utilizarlo y organizarnos para destinarlo a lo que necesitamos, el dinero puede ser muy noble. Aquí te damos una lista de mitos en torno al dinero, que vale la pena desmentir:

Es imposible ahorrar

“Todo está muy caro”, “no me alcanza”, ¿cuántas veces hemos escuchado o dicho estas y otras frases, como pretextos para no ahorrar? Hay que ser francos, hay gastos diarios de los que podemos prescindir y ahorrar un poco. Por ejemplo, en lugar de gastar de 15 a 30 pesos todas las mañanas por un café, ¿qué tal si lo preparas en casa y lo llevas en un termo? Solo levántate unos minutos antes y lo tendrás listo. Haz cuentas y verás que si representa un ahorro significativo.

 

Las tarjetas de crédito son lo peor

Siempre y cuando sepas que no es una extensión de tu quincena, y si una herramienta para adquirir cosas a largo plazo, te servirán. Las tarjetas de crédito no tienen que ser un suplicio. Quienes terminan con las deudas hasta el cuello son aquellos que gastan sin estar conscientes de que después deben pagar. Para que esto no te pase, úsala solo para adquirir esos bienes que te hacen falta, y que es difícil pagar de contado. La mayoría ya cuenta con meses sin intereses, por lo que si pagas puntual, no deberás poner ni un peso extra de comisión. ¡Úsalas a tu favor!

 

Para tener dinero se necesita suerte

Aquel que piense que para tener dinero solo se necesita suerte y sacarse la lotería, realmente está equivocado. Para tener dinero es necesario tener la plena convicción de que se debe trabajar duro para llegar a tu meta. Lo mejor es plantearse un sueño y trabajar arduamente hasta lograrlo. Verás que conforme vayas avanzando, el dinero irá llegando.

 

Los créditos son impagables

Uno de los mitos que rodean estos instrumentos de crédito son los enormes intereses que pueden obligarte a pagar el doble, o más de lo que te prestaron: ¡falso! Por ejemplo, si pides un crédito de nómina, es decir, que se va descontando de directamente de tu salario, recibes tasas más bajas y, además, nunca pagas intereses moratorios, pues al estar domiciliado a tu salario, el pago siempre es puntual. Lo mejor es que son muy fáciles de obtener, pues al pagarlo mediante tu nomina, las instituciones de crédito saben que eres una persona trabajadora y tienen la confianza para prestarte incluso, sumas altas de dinero.

 

¿Ves cómo el dinero no es tan malo como lo pintan? Aprende a utilizarlo a tu favor y aprovéchalo para que a ti y a tu familia no les falte nada. Recuerda que en Intermercado queremos que vivas la vida sin limitaciones, así que, si buscas alguien confiable para obtener un crédito, ¡acércate a nosotros! sólo da clic aquí.