Ya se acerca una de las fechas con más tradición en México. El Día de Muertos es un día único y especial arraigado en la historia de nuestros antepasados; si bien, esta es la celebración que nos permite honrar la memoria de aquellos que ya no están, también es un momento en el que podemos disfrutar del esplendor del folclor mexicano.

Si ya estás pensando en lo que llevará el altar de este año, aquí te damos algunos tips para que no falte el elemento importante en tu ofrenda. Recuerda que en todo México hay formas distintas de representar este día, por lo que los elementos pueden variar dependiendo de la región en la que te encuentres.

Flores

La tradicional flor de cempasúchil no puede faltar en cualquier altar. Con sólo apreciar la particularidad de su color y aroma sabemos que estamos próximos a celebrar el Día de Muertos. Es común deshojar la flor para hacer un camino desde la entrada de la casa hasta el altar; o, también, formar una cruz en el suelo con los pétalos. Desde la época prehispánica, los altares eran colocados de esta manera.

 

Agua

Ésta es el símbolo de la pureza, por ello es importante colocar vasos con agua en el altar. Se dice que las almas de los difuntos llegan cansadas luego de hacer el viaje desde el Mictlan, por lo que necesitan del vital líquido para recobrarse un poco.

 

Velas

La luz es sumamente importante en los altares, pues ilumina la oscuridad. Algunas tradiciones colocan cuatro cirios, en orientación a los puntos cardinales, para ayudar a las almas a regresar al Mictlan.

 

Sal

La sal funciona como un medio de purificación; es esencial para que las almas regresen puras luego de haber convivido con nosotros en nuestro mundo.

 

Pan

Éste es símbolo de fraternidad. En México tenemos una variedad sorprendente del tradicional “pan de muerto”. Colocar un par de piezas es esencial. Algunas personas deciden ofrendar la comida que más le gustaba a la persona ofrendada en vida; puede ser fruta, dulces, bebidas y, por supuesto, platillos típicos mexicanos.

 

Papel picado

Es tradición adornar los altares con mucho color y el papel picado es perfecto para ello. El arte del papel tiene más de cien años de tradición en nuestro país.

 

Fotografía de quienes se ofrendan

Al centro, arriba o en medio del altar, la fotografía de la persona esperada siempre es esencial. Esto nos recuerda cómo lucía el ser querido al que hemos perdido, pero también nos da una sensación de presencia, aun cuando físicamente ya no se encuentra con nosotros.

 

Pese a ser, aparentemente, una celebración que honra a la muerte, el Día de Muertos es una de las conmemoraciones más coloridas y vivas que conservamos y gozamos en México.

¡Que no te ganen las prisas! Prepara todos los elementos necesarios para que tu altar quede a la medida. Ya sabes: si necesitas un dinero extra para los preparativos, nosotros te lo prestamos. Te damos respuesta en 72 horas y te ofrecemos pagos cómodos y seguros.