La Navidad es una época de fiestas todo el tiempo. Entre las cenas familiares, las posadas con los amigos y las reuniones con la gente de tu trabajo, estos eventos de excesos saturan tu agenda sin ninguna duda, lo que conlleva un ligero deterioro tanto de la salud como de la economía.

El dichoso maratón Guadalupe-Reyes es para disfrutar de las fiestas de este mes, pero que no se te pase tanto la mano. Aquí te decimos cómo:

Las secuelas en nuestro organismo de estos excesos pueden producirse en unas pocas semanas.

  • Aumento de los niveles de colesterol
  • Aumento de azúcar en sangre
  • Aumento del ácido úrico
  • Subidas de la tensión arterial
  • Mayor retención de líquidos
  • Ganancia de peso y grasa corporal

Y todo esto puede resultar en un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, así como sobrepeso y obesidad, que a su vez aumentan la posibilidad de desarrollar enfermedades asociadas con la diabetes y la hipertensión.

Además de estos, otros problemas de salud relacionado con esta época pueden ser:

  • Gastroenteritis aguda
  • Gripes y resfriados
  • Estreñimiento
  • Hemorroides

¿Cómo cuidar nuestra salud lo mejor posible?

  • Cocina de manera saludable siempre que puedas. Aprovecha para cocinar al vapor, al horno o a la plancha. 
  • Recuerda consumir frutas y verduras. Por lo menos los días que no tengas celebraciones, consume abundantes frutas y verduras.
  • No abuses de la sal. Esta provoca retención de líquidos, además de aumentar el riesgo de hipertensión. Prueba con especias y hierbas aromáticas para darle sabor a tu comida.
  • No repitas postre. Disfruta de todos ellos sin retacarte de dulces, golosinas y pasteles cada vez que los tengas a la mano.
  • No te excedas con el alcohol. Los vinos y licores sin duda acompañan estos eventos, pero abusar del alcohol puede provocarte la temida resaca, además de que supone una ingesta de calorías inútiles.
  • Toma mucha agua. Recuerda que por lo menos debemos tomas dos litros al día, sobre todo en estas fechas de abundancia.

También cuida tu aguinaldo y tus ahorros para que la cuesta de enero no esté tan pesada.

Antes de hacer tus compras realiza un presupuesto especial donde tengas tus entradas y salidas para que no gastes más de lo que tienes. Prioriza los gastos que tienes regularmente y después checa a quiénes darás un regalo, a cuáles fiestas asistirás y cómo cooperarás en las cenas familiares.

Si ya tienes tu lista de regalos, compara antes de comprar. Checas las tiendas online y date una vuelta por las plazas comerciales para ver cuáles te ofrecen lo mejor en relación coste-calidad. Recuerda que en esta época hay muchos bazares navideños y ofertas por todos lados.

No adquieras demasiadas cosas a meses sin intereses, porque todo el año vas a estar muy atorado con esos gastos que, aunque no sea una gran cantidad de dinero, si son muchos sí pueden afectar tu economía.

No compres regalos para todo el mundo, y los que compres, asegúrate de que no sean muy caros. Etiqueta tus regalos por categoría de acuerdo a  grado de compromiso para poder adecuarlos a tu economía. Recuerda que puedes crear tus propios regalos, ya que lo importante no es precio sino el detalle.

Sigue nuestros consejos para que no salgas muy quebrado de estas fiestas y empieces el 2020 con todo. 

Eso sí, recuerda que lo más importante en estas fechas es divertirse mucho, pasarla bien, tener paz y estar rodeado de la gente a la que amamos.