A medida que avanzamos en la vida nuestras necesidades van creciendo: en nuestro primer trabajo deseamos tener un auto para poder transportarnos y ahorrar tiempo, luego queremos independizarnos de nuestros padres por lo cual tenemos el deseo de adquirir un espacio propio, y después, cuando tenemos hijos, requerimos cubrir todas sus necesidades básicas y darles lo mejor. La lista no se detiene y con los años va en aumento, ¿cierto?

Nuestras necesidades siempre van a estar allí y estamos en la obligación de cumplirlas, sin embargo, habrá veces en que podamos cubrirlas y otras en las que vamos a necesitar ayuda de alguien para poder hacerlo. Ahora viene la pregunta del millón: ¿quién puede ayudarte?

Actualmente hay muchas formas de adquirir préstamos. Sin embargo, debes tener en cuenta la reputación y credibilidad de la institución financiera antes de solicitar cualquier crédito. Toma en cuenta los siguientes consejos antes de sucumbir ante ofertas engañosas que pueden perjudicarte a largo plazo:

 

Debe estar registrada ante la CONDUSEF

Toda institución que ofrezca créditos de cualquier tipo tiene la obligación de estar registrada ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

El tener todos los datos sobre la entidad financiera en la que depositarás tu confianza, como por ejemplo: calificación promedio, quejas y transparencia, te darán la seguridad que necesitas para solicitar tu crédito.

En esta guía de la CONDUSEF tendrás los datos para que tú mismo puedas evaluar todos los productos de las entidades financieras: desde tarjetas de crédito hasta créditos personales, automotrices, hipotecarios y de nómina.

 

No debe solicitarte pagos por adelantado

Nunca, bajo ninguna circunstancia, debes hacer pagos por concepto de “honorarios”, “trámites” o “comisión por apertura” antes de que sea aprobado tu crédito. Toda institución financiera seria te ayudará en la gestión de tu trámite de manera gratuita, aún si este por alguna razón no te es otorgado.

 

No te pedirán datos confidenciales

La entidad financiera que te prestará dinero debe verificar tu historial y calificación en Buró de Crédito con el fin de conocer la salud de tus finanzas. Aún cuando sabe que si pides un crédito es porque no tienes el dinero completo de manera inmediata para pagarlo, debe asegurarse de que eres cumplido con tus pagos. Para realizar este trámite te solicitará autorización por escrito.

Si bien es cierto que toda financiera te solicitará datos personales como: nombre completo, teléfono y dirección de casa u oficina, con el fin de comprobar tu información como solicitante, debes dudar de todas aquellas entidades que te pidan datos de tus tarjetas de crédito, como número, código de seguridad o NIP.

 

No solicita pagos por redes sociales

Las redes sociales se prestan para todo tipo de trampas, y los créditos falsos son una de las tantas estafas que están proliferando hoy en día.

No debes caer en la tentación de “créditos” de financistas particulares por cuantiosas sumas de dinero y tasas de interés irrisorias, mucho menos si te solicitan realizar un pago por medio de redes sociales. Recuerda que toda financiera seria evaluará tu capacidad de pago, establecerá montos que puedas pagar según tu nivel de ingresos y te dará la confianza de tener un espacio físico, teléfonos de contacto y servicio de atención al cliente.

Sin embargo, debes estar tranquilo si la empresa utiliza las redes sociales para darte mayor información sobre sus productos y servicios, o para hacer una evaluación previa sobre tu solicitud. Toda financiera comprometida con su trabajo se comunicará directamente a tus números de contacto para asesorarte y solicitar tus documentos.

En Intermercado entendemos a la perfección tus necesidades, razón por la cual queremos protegerte de posibles estafas y ayudarte a alcanzar tus sueños. Nuestros más de 20 mil clientes satisfechos y 20 años de experiencia en el sector financiero son la mejor carta de presentación que podemos ofrecerte.

Asimismo, contamos con registro ante la CONDUSEF y tenemos oficinas físicas en Puebla, Veracruz y Guanajuato, para darte la tranquilidad y el respaldo que necesitas. Ten la confianza de solicitar tu crédito con nosotros para lograr tus sueños.