Está bien salir con los amigos y pasar tiempo con la familia, es una excelente forma de crear vínculos y desarrollar una relación duradera y hermosa, sin embargo, también necesitamos aprender a estar solos y disfrutar de nuestra compañía. 

Hay muchas actividades individuales que aportan y abonan a nuestro crecimiento personal sin necesidad de estar con alguien. Aquí te dejamos una lista de pasatiempos sanos y súper divertidos para que no te aburras de ti mismo:

Ve al cine o al teatro. Definitivamente podemos disfrutar de una buena función sin necesidad de tener compañía. Compra tu boleto, tus palomitas y lánzate a pasear contigo mismo.

Practica algún deporte. Aparte de todo, esto es súper saludable. Busca escuelas cerca de tu casa e inscríbete a cualquier modalidad, seguro tu cuerpo te lo agradecerá.

Club de lectura para una persona. Probablemente hace mucho no vas a la biblioteca a relajarte y leer un buen libro. Date una vuelta, busca ese libro que tanto has querido leer y disfrútalo. Además, recordarás algunos momentos de tu adolescencia.

Tarde de spa. Ya sea que programes una cita en el salón de tu preferencia o decidas hacerlo en casa por ti mismo, esta es una de las actividades que más paz y tranquilidad puede traerte, aunado a que tu cuerpo se va a sentir feliz de que lo consientas. Si vas a un spa, no olvides pedir el masaje relajante.

Talleres para adquirir nuevas habilidades. Puedes optar por ir a clases vespertinas o sabatinas de cocina, automotriz, algún arte marcial, fontanería y electricidad o lo que más quieras aprender. Probablemente cuando eras niño te quedaste con las ganas de que tus papás te llevaran a algún curso. Ahora es el momento.

Actividades sociales. Ahora bien, que si eres de los que les gusta ayudar a los demás, puedes ocupar tu tiempo en diversas actividades sociales como:

  • Visitar albergues de perros
  • Asisitir a asilos y platicar con los abuelitos olvidados
  • Ir a orfanatos a dejar regalos
  • Ofrecer comida a las personas sin hogar
  • Tejer gorros para niños con cáncer
  • Reforestar
  • Armar algún proyecto con tus amigos para ver a qué sector vulnerable pueden ayudar

Toma clases de arte. Aunque no te vayas a dedicar a esto de manera profesional, siempre puedes sacar tu lado histriónico e ir a clases de teatro. Puedes aprender a bailar salsa, ballet, flamenco o zapateado, y hasta puedes aprender a ilustrar, pintar o dibujar, tal vez en una de esas hasta vendas tu arte y te vuelvas famoso.

Escribe. No se necesita ser Borges para poder escribir. Saca tu lado poético y empieza escribiendo tus diarios de vida, memorias y no sabes si puedes terminar escribiendo un cuento o hasta una novela.

Ve a terapia. No se necesita tener una enfermedad mental para ir al psicólogo, todos los humanos tenemos problemas y algunos traumas de la infancia. Es normal y nos pasa a todos, y es muy bueno para nuestra salud mental, y de quienes nos rodean, que vayamos a la terapia de nuestro agrado y superemos nuestras preocupaciones existenciales.

Pasea. ¿Ya conoces cada rincón de tu ciudad? Desempolva la bici y sal a rodar por las afueras de tu ciudad, haz un picnic en el campo acompañada de un libro y toma las fotografías más instagrameables de tus calles.

Medita. La meditación es una excelente opción para ocupar de manera saludable el tiempo libre, calma el espíritu y la mente y nos ayuda a reflexionar mejor.

Aprovecha el fin de semana para hacer un maratón de tu serie o saga favorita. Siempre hay alguna serie o saga por ver o, incluso, volver a ver. Y no hay nada mejor que cuando lo haces solo y puedes llorar, gritar e ir a tu propio ritmo.

Deja de procrastinar y termina ese proyecto que tienes en pausa. Ve a una cafetería, siéntate y trabaja. Actualiza tu curriculum, arma tu portafolio, termina tu novela, postula a un postgrado, haz lo que sea, pero hazlo.

El tiempo libre es, en la actualidad, uno de los bienes más escasos. Hay que saber utilizarlo para obtener el mejor beneficio propio. ¡Y qué mejor que sea para alimentar el espíritu de manera sana y positiva!