Trabajar es una actividad que debes realizar para satisfacer las necesidades básicas como el alimento y servicios de salud pero también implica el poder darte ciertos lujos como un viaje o un auto nuevo.  Mereces sentirte satisfecho en una de las actividades diarias más importantes de tu vida ya que implica tiempo y esfuerzo continuo.

¿Eres feliz en tu trabajo? ¿Amas lo que haces? ¿Qué se necesita para sentirse satisfecho laboralmente? Sin importar las actividades que realices, laborar jamás debe ser una tortura; por eso hoy te traemos 5 tips para que estés más contento en tu trabajo.

1.- Vive de lo que amas.

Disfrutar tu trabajo implica sentirte motivado, con la energía suficiente para realizar todas las actividades que te piden (incluso si es algo nuevo para ti). Hacer lo que te gusta aligera la carga ya que lo desafiante se volverá un reto  y no una situación agobiante.

Si lo que haces te disgusta o simplemente no cubre  tus expectativas,  es momento de buscar algo que realmente te haga sentir bien.  Recuerda que la vida es muy corta como para desperdiciarla en algo que odias y te deprime.

2.-Los amigos alegran el corazón.

Sentirse solo y no tener con quien platicar también puede afectar el cómo te sientes en el trabajo por eso es importante encontrar con quien chismear y platicar de cosas menos triviales. Lo mejor que puedes hacer es convivir con tus compañeros de trabajo y formar lazos de amistad duraderos.

Recuerda que  los amigos calman el alma,  nos hacen reír,  secan nuestras lágrimas y nos motivan a ser mejores personas. No hay duda de que un amigo amenizará tu día y creará un ambiente de armonía en tu centro de trabajo.

3.- Mira más allá del presente.

¿Por qué decidiste trabajar ahí? ¿Cuáles son tus metas a corto y largo plazo? Quizá trabajas ahí porque te interesa crecer profesionalmente o quizá la capacitación que recibes te ayudará a enfocarte más adelante en lo que realmente quieres.

Trabajar puede ser una oportunidad para aprender algo nuevo  o un espacio para desarrollar tu creatividad, por eso es importante crear metas a corto y  largo plazo ya que te ayudará a mantenerte motivado y en consecuencia; ir feliz a trabajar.

4.- ¿Cuánta vida te está costando tu salario?

¿Has escuchado esa frase que dice: “No vivas para trabajar, trabaja para vivir”? ¡Es muy real!   No permitas que el estrés se apodere de tu cuerpo y alma. De vez en cuando es bueno realizar actividades que permitan que tu mente se mantenga relajada.

Salir con amigos, hacer ejercicio,  ver una película o ir a una fiesta ayudarán a mantenerte fresco. Es importante tener en mente que el estrés jamás es un aliado ya que combinado con el cansancio, pueden disminuir tu rendimiento y  motivación. No lleves trabajo a casa y ¡descansa!

5.- Convierte tu oficina en un segundo hogar.

¿Te gusta tu oficina o escritorio? ¿Crees que hay un poco de ti en tu área de trabajo? Personaliza tu espacio de trabajo con cosas que te identifiquen  como una foto familiar, juguetes pequeños, accesorios de oficina que te gusten o una taza de tu equipo favorito. Tener en tu escritorio objetos que definen tu personalidad, hará que te sientas más conectado con tu empleo ya que estarás en un lugar acogedor y no te sentirás un miembro más de la empresa.

No lo pienses más, en Intermercado te prestamos ese extra que necesitas para salir de la rutina, dale un nuevo estilo a tu rutina laboral y dile adiós al estrés tramitando tu crédito aquí.