Para nadie es un secreto que los mexicanos no hemos aprendido a desarrollar una relación saludable con el dinero. Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 7 de cada 10 mexicanos tienen problemas financieros.

 

Esta realidad ha sido producto de una suma de factores como “la pérdida del poder adquisitivo, el endeudamiento por créditos hipotecarios y el mal uso de las tarjetas de crédito”. Esto ha traído no solo consecuencias económicas sino emocionales y de salud para las familias mexicanas.

 

Mantener unas finanzas saludables es posible, solo se necesita mayor educación financiera, compromiso y disposición. Hoy te explicamos las 5 razones por las cuales los mexicanos tenemos problemas financieros y cómo se pueden solucionar.

 

  1. Culpar al otro por nuestra situación: cuando las cosas no van bien en nuestro bolsillo es porque no van bien en nuestro interior. Estamos acostumbrados a buscar un culpable que se responsabilice por nuestra mala administración: “el gobierno, los empresarios, los bancos” son los ´culpables´ de todo”, pero nunca miramos hacia adentro para tomar responsabilidad de nuestras malas decisiones financieras. ¿Te suena familiar? El primer paso para avanzar en tus finanzas es haciéndote responsable de tus propios resultados y tomar consciencia de tu errores.
  2. Falta de educación financiera: si bien es cierto que en las escuelas no enseñan las bases para tener unas finanzas saludables, esto no es excusa para no aprender. Hoy en día tenemos la oportunidad de acceder por Internet, gratis, al conocimiento de miles de expertos en finanzas que generan contenido de alto valor para educarnos financieramente. Sin embargo, en México la gran mayoría prefiere pasar 4 horas diarias en redes sociales viendo memes. ¿Quieres aprender de los mejores? Sigue a Tatiana Arias, Moris Dieck y Jessica Vázquez.
  3. Endeudarnos más de lo que podemos pagar: actualmente los créditos están a la orden del día. Ya sea que desees dinero para comprar un auto, una casa o un crédito personal, puedes obtener un préstamo por medio de instituciones financieras. Esto es maravilloso porque tienes la oportunidad de apalancarte e ir construyendo poco a poco tu patrimonio. El problema viene cuando te de saturas con diversos créditos que, a fin de mes, terminan por quitarte liquidez y comienzan a generar intereses que se convierten en una bola de nieve. ¿La solución? Recurrir a los créditos únicamente para realizar inversiones que te generen rendimientos y ganancias en el corto, mediano o largo plazo.
  4. Ahorrar en vez de invertir: muchas veces se recurre a la vieja y obsoleta idea de nuestros abuelos de “guardar el dinero bajo el colchón”, con la excusa de que “es más seguro que un banco” o que “así el SAT no me cobra impuestos”. Lo cierto es que todo el dinero que se ahorra, ya sea en efectivo o en alguna cuenta bancaria, es dinero que día a día pierde valor. Es como si metieras monedas a una alcancía rota. La decisión más inteligente que puedes hacer con tu dinero es invertirlo, ya sea en CETES, Fondos de inversión, mercado inmobiliario o seguros de vida.
  5. Depender de un solo ingreso: uno de los errores financieros más comunes es depender de una sola fuente de ingresos: ya sea un empleo o un negocio, ya que en el momento en que este ingreso falte comenzará la catástrofe. A cualquiera lo pueden despedir de un trabajo y toda empresa puede quebrar, así que nadie está exento de este riesgo. La decisión más inteligente que se puede hacer es diversificar los ingresos. Puedes comenzar con un emprendimiento propio, sacarles provecho a tus habilidades y comenzar a monetizar tus talentos.

 

¿Necesitas dinero para apalancarte y sacar adelante tu propio negocio? En Intermercado te podemos ayudar. Puedes solicitar créditos personales desde 2 mil hasta 300 mil pesos, a tasa fija, sin aval o garantías y sin trámites engorrosos. Solicítalo aquí y en 72 horas tendrás una respuesta.