El cambio climático es una realidad. Nuestro planeta está sufriendo y los seres humanos somos los principales responsables de este desequilibrio ecológico que tendrá grandes consecuencias en el corto, mediano y largo plazo, si no rectificamos ahora.

 

La Hora del Planeta es el mayor movimiento ambiental de la historia, impulsado por la organización conservacionista más importante del mundo, mejor conocida como WWF o el Fondo Mundial para la Naturaleza.

 

Esta iniciativa tiene lugar el último sábado de marzo, en el cual se hace una invitación a los ciudadanos del mundo a apagar durante una hora todos los equipos eléctricos y las luces de su hogar, oficina, centros comerciales e incluso monumentos históricos.

 

Este año la Hora del Planeta busca crear mayor consciencia sobre las graves consecuencias del cambio climático y el impacto positivo que podemos tener los seres humanos si todos sumamos nuestros granito de arena a la causa.

En esta Edición de la Hora del Planeta 2019 te invitamos a participar y a generar una transformación en el ambiente con alguna de estas iniciativas:

  1. Haz parte de un reto: #RetoDíaSinPlástico, #RetoDíaSinCarne y #RetoDíaSinEmisiones son algunos de los que está promoviendo la WWF. Puedes acceder a ellos ingresando al sitio web de la Hora del Planeta.
  2. Planta un árbol: ¿sabías que se necesitan 22 árboles para suplir la demanda diaria de oxígeno de una persona? ¿sabías que mientras más árboles se talan disminuye nuestra calidad y esperanza de vida? Aceptémoslo, necesitamos de la naturaleza para sobrevivir en este planeta. Retribúyele parte de sus bondades sembrando uno o varios árboles, cuidándolos y protegiéndolos.
  3. Sustituye el uso de plástico: ante un problema cada vez más grave generado por el plástico, que contamina la tierra y los océanos, acumulando hasta 2017 un aproximado de 8 mil 300 millones de toneladas de este material, se hace urgente tomar decisiones al respecto. El reciclaje es un paliativo y realmente no soluciona el problema, ya que desde 1950 hasta 2019 solo se logró reciclar el 9% de todos los residuos plásticos. La solución está en atacar el problema desde su origen, sustituyendo el plástico por opciones más sustentables. Puedes comenzar por comprar o tejer tus propias bolsas para el supermercado, adquirir popotes reusables y hacer tu mandado en tiendas a granel, donde lleves tus propios recipientes.
  4. Disminuye tu consumo de alimentos animales: ¿sabías que se necesitan 4 mil litros de agua para producir 1 kilo de pollo y 15 mil litros de agua para producir 1 kilo de carne? Las cifras son alarmantes, más aún cuando se analiza el crecimiento exponencial de la población mundial. Si quieres generar un cambio, comienza por disminuir tu consumo de carnes animales, especialmente las bovinas.
  5. Ahorra agua: no dejes el grifo abierto mientras te bañas, lavas los platos o te cepillas los dientes, ya que por cada minuto de grifo abierto estarás tirando 15 litros de este preciado líquido. Lava frutas y verduras en un recipiente con agua y mantente atento a las posibles fugas que haya en tu hogar.

Sumemos nuestro granito de arena para recuperar la salud del planeta. Salvarlo es tarea de todos.